THINKING

Alejandro Sanz y su marciana

¿Cómo se pueden decir cosas tan bonitas? Alejandro Sanz me ha vuelto a enamorar como hace años que no lo hacía. La canción dedicada a su princesa o, como él dice, a su marciana, esa mujer tan inalcanzable que piensa que para enamorarla tendrá que ir a Marte y volver es toda una declaración de amor a su más puro estilo.

Pero, como no todo es perfecto vamos a destriparla para entenderla mejor y, porque no, tomar prestado un poco de inspiración para declararse con estilo y originalidad a la persona amada ¿empezamos?

Te juro que es verte la cara 
y mi alma se enciende (¡precioso!)

Y sacas al sol las pestañas 
y el mundo florece (y sin usar rimmel ni nada)

Dejas caer caminando un pañuelo 
y mi mano sin mi lo recoge (bueno esto no me va mucho, hay que ser más limpia marciana)

Tienes la risa más fresca 
de todas las fuentes (bonito, bonito)

Eres el timbre del nido de mis gorriones (mmmm no comment)

Hueles a hierba y me sabes a tinta y borrones (dónde habrás estado metida marciana)

Eres el rayo de mayo, mis letras, tus cremas 
cantando en el coche (lo de las cremas… ¿?)

Cuando juntamos las sillas me siento tan torpe (un sentimiento muy normal cuando estás loquito por alguien)

Tienes verdades, abrazos que abarcan ciudades (entiendo la metáfora, pero tener los brazos tan largos no es muy atractivo ¿no?)

Tienes un beso de arroz y de leche en el valle (bien si te gusta el arroz con leche)

Y dice que vienes de Marte y vas… 
a regresar, vamos que te irás (marciana con el culo inquieto)

Pero es que a veces, tan solo a veces 
lo que está siendo es lo que parece (que estás más que pillado por la marciana es lo que parece) 

A veces parece que te hayas marchado ya (para quieta marciana que le tienes loquito)

Mi hembra, mi dama valiente se peina 
la trenza como las sirenas 
y rema en la arena, si quiere. (lo de hembra… ¿empezaremos a decir también mi macho? pero queda perfecto en esta estrofa que lo dice todo… ¡me encanta!)

Ay mi hembra, tus labios de menta 
te quedan mejor con los míos 
si ruedan… mejor tu sonrisa si muerde. 
Ay mi hembra (una bonita forma de describir y pedir un beso de lo más apasionado)

Te acuerdas de cuando empezaron los amaneceres (lo mejor, despertarse juntos)

Siento que la madrugada nos hizo más fuertes (¿no os ha pasado que cuándo duermes con la persona que amas siente que podrás con todo?)

y luego la charla tranquila entre gotas 
las migas hicieron su parte (que no falte un buen desayuno para recargar fuerzas después de una noche tan ajetreada jjj)

Luego se juntan las sillas, 
las voces se duermen (cuando los ojos hablan, no hace falta decir nada)

Y siento las lagrimas 
caen pero no tienen nombre (llorar de amor y alegría)

Y creo que tú confesión, 
te la quito en un baile (¡cuánto nos cuesta a veces aceptar nuestros sentimientos por miedo a que nos hagan daño!)

En eso consiste la libertad 
en no renunciar a entregarte más (cuando alguien nos quiere de verdad no nos pide que cambiemos nuestra forma de ser)

Tú a mí me gustas tal como eres (siiiii)

si a ti te pasa lo mismo y quieres 
nos vamos pa’lante y llegamos hasta el final (¿quién dice qué no después de esto?) 

Mi hembra… 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s